Recorriendo Guadalajara a través de sus sendas

Aprovechando el largo puente de Semana Santa, el senderista busca explorar nuevos lugares fuera de la geografía provincial. Este año, aprovechando que la última parte del invierno había sido no solo lluviosa sino también con abundantes nevadas, decide ir a la provincia de Burgos a conocer y recorrer las muchas cascadas que asolan la parte norte de esta provincia castellana, en concreto en la comarca de Las Merindades.

El campamento base lo establece en el Hotel La Alhama a escasos dos kilómetros de Medina de Pomar y muy cerca del cauce del río Trueba; es un pequeño hotelito que ya conocía y regentado por un  matrimonio encantador, conocedores a fondo de la comarca y perfectos informadores de turismo.

Continuar leyendo

Las lluvias nos han traído abundante agua, especialmente para los pantanos, Entrepeñas y Buendía lo necesitaban y gracias a estas lluvias ahora sobrepasan los 400 hm3, cantidad mínima, que como todos sabemos, ya se puede trasvasar. Ójala no lo hagan. También nos han traído agua para los secos campos de las alcarrias, las fuentes, los manantiales, los ríos y arroyos y también mucha nieve en las montañas. Sabemos que las altas cumbres de la Sierra de Guadalajara: el Ocejón, el Alto Rey, el Lobo, El Cerrón, el Santuy etc. y también las de la sierra de Madrid, que se alcanzan a ver desde Guadalajara, están cubiertas de una espesa capa de nieve, bueno será para la primavera. Este agua caída ha empapado tanto que ha provocado que las sendas y caminos estén completamente encharcados y bien que lo notásemos nosotros el pasado sábado cuando fuimos andando desde Horche a la Sierra del Picuzo y la ermita de la Virgen Dulce. Teníamos que marcar los senderos que estamos señalizando últimamente en el término de Horche, y salimos del pueblo con un frio que cortaba la respiración, pero bien abrigados no había problema. El problema vino después cuando caminábamos por un carril descendiendo hacia el valle, el camino estaba prácticamente impracticable, a largos charcos se unía el pegajoso barro arcilloso que se pegaba a nuestras botas, como se puede ver en la imagen.

Continuar leyendo

Este fin de semana hemos decidido salir de los límites provinciales y buscarnos una sencilla ruta por la provincia de Madrid, por ejemplo. La idea era buscar algunas cascadas, que en Madrid hay muchas, aprovechando el deshielo de las copiosas nevadas de las últimas semanas. Dudamos si acercarnos a la Chorrera de San Mamés, una cascada de unos treinta metros de altura y de gran belleza natural sobre el arroyo del Chorro; pensamos también en acercarnos a las Cascadas del Purgatorio sobre el Arroyo del Aguilón de Navahondilla en la ladera norte de Cuerda Larga en el término de Rascafría o por el contrario visitar la Chorrera de los Litueros en Somosierra, que era la única que no conocíamos. Decidimos hacer una pequeña ruta mañanera hasta esta misma cascada.

Continuar leyendo