Aprovechando el largo puente de Semana Santa, el senderista busca explorar nuevos lugares fuera de la geografía provincial. Este año, aprovechando que la última parte del invierno había sido no solo lluviosa sino también con abundantes nevadas, decide ir a la provincia de Burgos a conocer y recorrer las muchas cascadas que asolan la parte norte de esta provincia castellana, en concreto en la comarca de Las Merindades. El campamento base lo establece en el Hotel La Alhama a escasos dos kilómetros de Medina de Pomar y muy cerca del cauce del río Trueba; es un pequeño hotelito que ya conocía y regentado por un  matrimonio encantador, conocedores a fondo de la comarca y perfectos informadores de turismo. Burgos y en concreto Las Merindades dan para mucho y cuatro días se quedan muy escasos, por eso recomendamos volver en sucesivas ocasiones, tal y como lo ha hecho este senderista. Y una de las cosas que atraen de esta comarca son las infinitas cascadas que podemos descubrir. Muchas de ellas apenas son localizables y visitables, porque se encuentran en lugares recónditos y de difícil acceso y otras, algunas más que otras, son bastante accesibles.

Continuar leyendo