RCGU-52: Molina de Aragón, buscando al Cid por el Camino de los Tratantes

FICHA TÉCNICA
• Situación: La ruta la vamos a realizar por las cercanías de Molina de Aragón que se encuentra en el extremo NE. de la provincia de Guadalajara.
• Cómo llegar: Salir de Guadalajara por la Autovía A-2. En Alcolea del Pinar para continuar durante unos 60 kilómetros por la N-211 que nos conducirá a Molina de Aragón, situándose esta localidad a unos 140 km de Guadalajara, y que será principio y final de esta ruta. Google Maps
• Distancia: 11 km.
• Duración: Unas 3,30 horas.
• Tipo de firme: Vamos a caminar siempre por buenos caminos y un pequeño tramo por carretera por lo que deberemos prestar mucha atención y llevar a ser posible un chaleco reflectante.
• Tipo de ruta: Recorrido circular siguiendo el trazado (en dirección contraria) del Camino de los Tratantes, etapa 3 Otilla-Molina de Aragón. Y parte de la etapa XI del Camino del Cid, de Chera a Molina.
• Época: Se puede realizar durante todo el año, pero al recorrer la comarca molinesa es una ruta recomendada para primavera, verano y principios de otoño.
• Cartografía: Hojas IV del Mapa 489 (Molina de Aragón) y II del Mapa 514 (Valhermoso), escala 1:25.000 del Instituto Geográfico Nacional.
• Dificultad: La ruta es fácil y corta, apta para todos los aficionados al senderismo.

RUTÓMETRO
• Paisaje: Recorremos las Parameras de Molina de Aragón, paisaje frío en invierno y caluroso en verano.
• Puntos de interés: la localidad de Molina de Aragón tiene multitud de patrimonio para ver y conocer, remitimos al senderista a la web del ayuntamiento de Molina de Aragón.

Molina de Aragón: La ciudad de Molina es la capital del señorío del mismo nombre. Conserva por sus calles numerosos restos de su pasado medieval, destacando su extenso y altivo castillo, que domina la ciudad desde lo alto de un cerro, con la Torre de Aragón presidiéndolo todo y que es visible desde muchos kilómetros a la redonda.

El río Gallo atraviesa la ciudad entre espesas arboledas y abiertas vegas, ofreciendo perspectivas de incomparable belleza.

La lista de iglesias y palacios que han perdurado es extensa y salpican su callejero, ofreciendo rincones que rememoran a cada paso su pasado medieval.

El recorrido por la ciudad, la subida al castillo y su afamada gastronomía, serán el complemento perfecto para esta corta marcha.

Descripción de la ruta
Iniciamos la ruta en las cercanías de la iglesia de San Francisco, hoy convertida en Centro Cultural y en cuyos aledaños se encuentra el Museo de Molina, digno de visitarse y conocerse.

Comenzaremos a caminar por la calle principal denominada paseo de los Adarves (es la travesía de la carretera que se dirige al Alto Tajo), hasta llegar al inicio del Paseo de la Alameda y donde arranca la carretera de Castilnuevo, en el extremo E de la ciudad.

Seguiremos por la calle Avenida Constitución y a los 400 m la carretera sale del pueblo y cruza por un puente el arroyo de la Cava, en este punto nosotros abandonamos la carretera y continuamos a la izquierda por la orilla del mencionado arroyo, siguiendo ya hasta Castilnuevo las marcas blancas y verdes del Camino de los Tratantes, una ruta senderista que viene desde Motos, pasando por Alustante, Piqueras, Anquela del Pedregal, Otilla, Prados Redondos, Pradilla y Castilnuevo, para terminar en Molina. De esta ruta se ha editado su correspondiente topoguía, dentro de la colección “Caminos de Guadalajara”, con el patrocinio de la Diputación de Guadalajara.

Recorreremos el último tramo de esta ruta que une Molina con Castilnuevo y rememora en su conjunto el itinerario que recorrían muleros y tratantes para proveer a ferias y mercados.

A los 100 m del puente abandonamos el arroyo de la Cava, ascendemos hacia el sur por una vaguada seca, en dirección al cerro de los Molinos, poblado de espeso bosque, que dejaremos a la derecha; recorremos esta primera parte el viejo camino de Alustante. Detrás nuestro Molina aparece rodeando su castillo y la torre de Aragón señorea el conjunto con su imponente aspecto.

A los 2 km, en un collado, seguimos en una bifurcación por el camino de la derecha, es el camino de los Mojones, y por él veremos las marcas blancas y verdes. Está poco transitado y cubierto de hierba y totalmente rodeado de barbechos.

Cuando llevamos 3 km, la minúscula aldea de Castilnevo aparece abajo, a lo lejos, rodeando la pequeña cota en la que asienta su castillo, enmarcado entre los verdes cultivos de la vega del Gallo.

Descendemos y a los 4 km las marcas blancas y verdes nos conducen hasta la carretera que abandonamos en Molina, y por la que entraremos en Castilnuevo. En este mismo punto se nos une el Camino del Cid (GR-160), jalonado con marcas blancas y rojas, procedente de Aldehuela.

Castilnuevo
La fortaleza medieval impone su presencia en el otero en el que asienta sobre el minúsculo caserío que lo rodea; sus recios muros y contrafuertes hace tiempo cambiaron su imagen por la de una casona de recreo. En este lugar Alfonso I «el batallador», rey de Aragón, instaló su campamento para la conquista de Molina, y dicen que Cervantes, que pesó por aquí, ubicó en este escenario el capítulo de la «Ínsula Barataria”, del Quijote.

Salimos de Castilnuevo por el sur, cruzamos el río Gallo y después una acequia, tras la cual hay una bifurcación; tomaremos el camino de la derecha. A partir de aquí seguiremos las marcas blancas y rojas del Camino del Cid, que nos llevarán de vuelta a Molina. En este punto el Camino de los Tratantes sigue en dirección a Alustante.

En nuestro itinerario, ahora al O, dejamos a la izquierda el cementerio y un km más allá la ermita de San Cristóbal. Cruzamos el Gallo a los 7 km de la ruta por el puente Morisca y nos incorporamos a la carretera de Molina a Castilnuevo (la GU-9059), continuando hacia el oeste para después enfilar al N, aunque esta carretera lleva poca circulación, extremaremos la precaución, caminando por la izquierda.

Al km y medio del puente Morisca, abandonamos la carretera por un puente que vemos a la izquierda, dejando a la derecha una zona de chalets que rodean al molino de la Cruz, y cruzamos el Gallo por otro puente a 300 m del anterior, para continuar a la derecha, llevando el río muy cerca hasta llegar a Molina.

A 200 m del último puente, en otra bifurcación, seguimos a la derecha, al lado del río, al norte. Un km más allá se nos queda a la izquierda el cerro en el que asienta la ermita de Santa Lucia, llegando enseguida al barrio molinés que rodea la iglesia de San Francisco donde damos por finalizada la excursión.

Un complemento ideal de la ruta es probar su rica gastronomía en los numerosos restaurantes de la localidad.

Descarga de los traks y waipoints para GPS
RCGU-52: Molina de Aragón, buscando al Cid por el Camino de los Tratantes
Molina de Aragón (Guadalajara)
Trak en formato: .trk .kmz
Waipoints: formato: .wpt y .gpx
(Descarga del fichero comprimido formato .rar)
También disponible en Wikiloc

 

 

 

Pincha en la imagen para descargar el PDF
publicado en Henares al día (Núm. 90, 29/04/2009)

 

Scroll Up