Recorriendo Guadalajara a través de sus sendas

Recorriendo el Valle del Ungría

Hay caminos y senderos en las cercanías de Guadalajara capital que nos permiten realizar una corta marcha y mañanera, en estos días de inverno y por lo tanto de disfrutar por unas horas de la naturaleza y del campo.

Horche, un pueblo situado a pocos kilómetros de Guadalajara y a la vera del N-320 nos permite hacer excursiones cortas y mañaneras y además sencillas para toda la familia y volver a casa a comer.

El ayuntamiento de Horche nos ha encargado recientemente la creación de varios senderos que tienen su inicio y final en la propia localidad. Uno de estos senderos le hemos denominado la “Vega del Ungría” y que parte del pueblo para llegar a las cercanías de Monasterio de San Bartolomé de Lupiana y recorrer posteriormente una parte del valle del Ungría, regresando a Horche.

Acompañados de amigos como Pepe Riofrío; Víctor Pascual de senderiosmoguadalajara, Gema, Octavio Pascual y el pequeño Martín, nos desplazamos hasta las cercanías de Lupiana donde dejamos el coche para iniciar esta pequeña ruta.

La mañana amaneció fría y con viento helado nos obligó a abrigarnos. Junto a la carretera de CM-9151 parte un carril señalizado como ruta del Ungría por parte de la Diputación de Guadalajara en el año 2011 y de la que apenas han dado información. Las bajas temperaturas de la madrugada había helado el barro que temíamos pisar por lo que andábamos con tranquilidad. Esta parte del valle es muy interesante, puesto que aun lado, en orientación norte, está la sierra del Picuzo plagada de pino de repoblación, por lo que se nota la zona de umbrías y en el lado de levante hay olivar y monte bajo. El carril poco a poco nos llevó hasta un pequeño cruce dejando a un lado la casa de Máquinas y al otro lado del valle, en la umbría, las derruidas casas de La Malena con el camino que desciende de la sierra del Picuzo. A partir de este punto ya tenemos una bella vista de Horche situado en todo el alto, en la falda de la alcarria, destacando la iglesia parroquial sobre todo el núcleo urbano.

El carril se acerca a la carretera N-320, deja a un lado el Molino Primero y la cruzamos por un puente para continuar por el otro lado por la vía de servicio. El sol ya apretaba a nos obligó a quitarnos toda la ropa de abrigo, pues a partir de aquí tendríamos una larga subida.

Tras dejar a un lado la fábrica de tubos cogimos un carril que rápidamente comienza a ascender, al principio es ancho, después se convierte en senda con piso de piedra que en algún momento debió de ser un magnifico camino y que esperamos que el ayuntamiento lo restaure pronto. Tras un subida y parando de vez en cuando para admirar el valle y la sierra entramos en las primeras casas de Horche por la calle Mayor, la Fuente Nueva y el lavadero, que una vez más fue objeto de nuestras cámaras de fotos.

Una parada técnica en la panadería para comprar el pan y algunos bollos y ya de vuelta a los coches para regresar a casa.

Fue una mañana agradable de paseo con amigos y con un día de sol y de buena temperatura, una de esas mañana que nos invitan a pasear y a salir al campo.

Pronto contaremos más cosas de estas rutas que estamos diseñando para el ayuntamiento de Horche.

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *