Descubriendo Guadalajara de mirador en mirador (I)

Un comedor con vistas en el Alto Tajo

Un comedor con vistas en el Alto Tajo

Durante las próximas semanas vamos a dedicar un espacio para dar a conocer los múltiples miradores que se encuentran repartidos por toda la geografía provincial.

Comenzamos con 10 miradores que seguramente nos dejaran sin palabras. Para visitarlos, lógicamente deberemos de hacerlo en un día claro cuando el paisaje se nos muestra más impresionante, algunos los visitaremos en coche, otros andando, y otros incluso con bicicleta, pero todos los que vamos a conocer son de acceso asequible.

Pero antes ubiquemos en el mapa estos balcones:

1.- Ermita del Santo Alto Rey
Es la Montaña Sagrada. La montaña por las que fluyen leyendas. El Santo Alto Rey de la Majestad, no es demasiado alto, solamente alcanza los 1.858 metros de altitud, pero su situación le hacen ser un pico esbelto y un pico que perfectamente nos puede hacer de mirador.

En su cumbre hay una ermita bajo la protección de los Templarios y que se construyó en el siglo XII, a su alrededor hubo un humilde monasterio para los meses de verano.
Podemos recorrer todo el entorno de la ermita mediante una pasarela, lo que nos permite observar la provincia de Guadalajara en 360º. Adivinamos cerros, montañas, ríos, pantanos, pueblos, lugares….

Seguro que será un buen ejercicio de conocimiento guadalajareño.

Para acceder hasta este privilegiado lugar de la sierra de Guadalajara habremos de llegar a Bustares y luego coger una estrecha carreterilla que asciende hasta los restos de la base militar que aquí se instaló y por un buen carril llegamos casi hasta la misma ermita.

Evidentemente deberemos de evitar subir los malos días de invierno y días de nieve, porque es probable que el camino esté interrumpido.

El primer sábado de septiembre, los pueblos del entorno hacen romería hasta la ermita llevando su pendones y cruces parroquiales. Este es quizás un buen dia para subir hasta la ermita del Santo Alto Rey.

Para saber sobre este entorno; ve a este enlace de 101 cosas que hacer en Guadalajara.

 

Desde el Alto Rey

Desde el Alto Rey


2.- Alocén, mirador de Entrepeñas
La Alcarria tiene muchos miradores, los vamos a ir descubriendo poco a poco.

Alocén es uno de esos pueblecitos de la Alcarria a los que siempre hay que ir a conocer. Es un pueblo construido todo igual, las casas son iguales se encuentra situado sobre una ladera que desciende al valle del Tajo, remansado en las aguas de Entrepeñas.

Poco antes de llegar a Alocén, en el mismo borde de la meseta junto a la carretera, nos encontramos con el que siempre se ha llamado “El Mirador de Alocén”; es un estupendo balcón natural sobre las aguas de Entrepeñas. Desde este pintoresco lugar dominamos una buena parte de la comarca con los dos cerros testigo de las Tetas de Viana.

Ya en el pueblo, podemos acercarnos a su Plaza Mayor, custodiada por la iglesia parroquial y el ayuntamiento, y desde la barbacana disfrutamos de una de las vistas más bonitas de este embalse; el paisaje se nos hace bello en cualquier época del año y si vamos en otoño, la planta de fumaque empieza a cambiar a tonalidades rojas.

Entrepeñas desde Alocén

Entrepeñas desde Alocén


3.- Sigüenza desde el mirador del Cid
Admirar Sigüenza, y todo su conjunto histórico y patrimonial no es difícil. Si vamos en coche hasta la ciudad mitrada, poco antes de llegar, tenemos una bella panorámica de la ciudad, con el castillo-parador, la catedral, las casas que lo pueblan, pero es complicado porque no se puede para.

Por suerte tenemos un estupendo mirador sobre el burgo seguntino situado en el cerro de la Quebrada a 1.108 metros de altura. Para llegar, cogeremos un carril que parte junto a la carretera CM-1101, la que nos lleva a Sigüenza, frente al cruce de la carretera de Pelegrina y Torremocha del Campo, y que parte desde una fábrica de maderas. Hay un cartel indicador que nos muestra el camino.

Tras unos 2-3 kilómetros llegamos al mirador donde se ha instalado uno de los hitos cidianos que en su dia se colocaron en toda la ruta del Cid. La vista es espectacular y Sigüenza se nos muestra con todo su esplendor. Es una visita imprescindible para conocer la Ciudad del Doncel.

Sigüenza, mirador del Cid

Sigüenza, mirador del Cid


4.- La Muela de Alarilla
Seguimos en las alturas. Hace muchos años, quizás más de treinta, un grupo de pioneros parapentistas eligieron la Muela de Ararilla como su lugar preferido desde donde efectuar sus saltos.
La Muela de Alarilla ha sido sede de muchos campeonatos de esta especialidad deportiva y tiene renombre en este mundillo; prácticamente durante todos los fines de semana hay actividad aérea con estos “hombres pájaros”.

La noche de Reyes, el 5 de enero, este cerro acoge una Cabalgata de Reyes algo singular. Los Magos de Oriente, acompañados de sus pajes descienden, iluminados con antorchas, por los cielos de la campiña para aterrizar en las proximidades de Alarilla y visitar al Niño Dios en la iglesia del pueblo. La fiesta está declara de interés turístico provincial y regional y congrega a cientos de personas.
Alarilla está situada en la comarca de la Campiña, cerca de hita y Humanes. Llegar hasta la cima no tiene pérdida, pues hay un buen carril que nos sube hasta lo más alto, a 958 metros de altura. En la meseta recorreremos todo su perímetro adivinando todos los lugares que nuestra vista alcance.

La Sierra desde la Muela de Alarilla

La Sierra desde la Muela de Alarilla


5.- Mirador de la Fina (Taravilla)
En el Alto Tajo hay muchos miradores y por sus carreteras nos encontramos con uno de estos salientes. Circulando por la carretera CM-210 entre Taravilla y el Poveda de la Sierra, aproximadamente en el km 72,100, en un pequeño saliente a la izquierda con aparcamiento entre sabinas tenemos el Mirador de la Fina.

Estamos más o menos a la altura del Salto de Poveda, pero no le vemos, sabemos que está abajo, en el fondeo del barranco. A la izquierda la mole pétrea de la Muela del Conde y abajo, saltarín y juguetón discurre el Tajo. La parada si vamos por esta carretera es obligatoria.

Desde el Mirador de la Fina

Desde el Mirador de la Fina


6.- Las Tetas de Viana
Dice el refrán popular aquello de “Las tetas de Viana, muchos las ven, pero pocos las maman”; no sé hasta qué punto de razón tiene el refrán, pero si es verdad que muchos las ven desde la lejanía por toda la Alcarria, pero también son muchos los que hacen la excursión para subir hasta las Tetas de Viana.

Solo se puede subir a una de ellas, la Redonda a 1.144 metros, y para llegar hasta la meseta, los últimos metros lo tenemos que hacer por una escalera de hierro. Llegar allí es encontrarte con múltiples sorpresas; hay que recorrer todo el perímetro del cerro, eso sí con mucha precaución, y observarás pueblos como Trillo, las torres de refrigeración de la Central Nuclear, Budia, Mantiel, Viana de Mondéjar, Cifuentes, los Gárgoles, el valle del Tajo y muchos lugares que seguramente no nos son desconocidos.

Hasta las tetas se puede llegar por tres rutas diferentes: desde Trillo, desde Azañón o desde Viana de Mondéjar.

Tetas de Viana

Tetas de Viana


7.- Pastrana desde las ermitas del Sagrado Corazón y del Calvario
Quien haya ido a Pastrana alguna vez se habrá fijado en una alta estatua, visible desde el casco urbano y que representa la figura del Sagrada Corazón. Junto a ella hay un pequeño edificio, se trata de la emita de la Inmaculada Concepción.

Es fácil acceder hasta este mirador, pues un carril asfaltado nos sube hasta los 837 metros de altitud de la Peña Matea y nos permiten contemplar unas vistas no solo de Pastrana y su casco histórico, sino del Valle de Valdeconcha y su vega del Arlés hasta la unión con el Tajo.

Es un mirador para disfrutar de la Alcarria y de Pastrana.

Tenemos otro mirador, al que aprovechamos a subir. Se trata de la ermita del Calvario, situada en el monte del Calvario que domina con su ermita y sus cipreses toda la Villa Ducal de Pastrana. La subida hay que hacerla a pie, y está señalizada por la Escuela Taller. Se inicia frente a la gasolinera, a la entrada del pueblo. Seguiremos este bello Vía Crucis con fuerte desnivel que se ve engalanado e iluminado durante la Semana Santa. Las vistas son impresionantes: la Iglesia Colegiata, los tres conventos que tuvo Pastrana, las casonas con sus patios, los olivares… La vuelta al punto de partida pasa por desandar el camino.

Pastrana desde el Sagrado Corazón

Pastrana desde el Sagrado Corazón

Pastrana desde el Calvario

Pastrana desde el Calvario

 


8.- Almonacid de Zorita, mirador del Lago de Bolarque
Hay fotografías o videos que cuando las vemos nos impactan de tal manera que queremos ir hasta allí tan solo para que lo vean nos propios ojos y si es un mirador, pues mucho mejor.

Estamos en Almonacid de Zorita en un pequeño mirador situado en una de las múltiples carreterillas que recorren toda la Sierra de Altomira.

La vista que nos sorprende es espectacular, estamos situados justo en un recodo del embalse de Bolarque en las aguas que aporta el Guadiela y por encima del embarcadero del Puerto Deportivo de Bolarque.

En nuestra vista, a ambos lados, vemos el agua remansada en el embalse y de frente un brazo de tierra de la Sierra de Enmedio.

Las fotos que hagamos desde este mirador serán espectaculares, seguramente.

No es complicado llegar hasta allí, por un lado, siguiendo desde Almonacid la carretilla que sube a la ermita de San Antón y luego desciende hasta las orillas del pantano o bien atravesando la urbanización de Nueva Sierra, pero siempre en dirección al embarcadero.

Mirador de Bolarque

Mirador de Bolarque


9.- Brihuega, con el Tajuña a sus pies
Que tendrá Brihuega ·el Jardín de la Alcarria” que atrae a tantos turistas. Serán sus monumentos, su entorno, el festival de la lavanda o sus vistas del valle del Tajuña.

Brihuega tiene varios miradores sobre el Tajuña, pero quizás en más bonito sea el que se encuentra en el Prado de Santa María junto a la iglesia de la Virgen de la Peña, la Escuela de Gramáticos, el Convento de San José y el Castillo de Peña Bermeja.

Desde aquí, en otoño y primavera tenemos unas espectaculares vistas del valle del Tajuña y en primer término las huertas que los briocenses cuida con mucho mimo.

Hay otro mirador, nos lo encontramos detrás de la Fábrica de Paños.

Brihuega y el Tajuña

Brihuega y el Tajuña


10.- Pico Ocejón
Las montañas son siempre los mejores miradores naturales y si además tenemos altura y están solitarios, podemos calificarlos de excepcionales.

Uno de estos miradores naturales es el Pico Ocejón con 2048 metros de altura y situado en la Sierra Norte de Guadalajara.

Por sus características, el Ocejón es una montaña solitaria, lo que nos permite tener una versión de trescientos sesenta grados de la toda la provincia.

Llegar hasta la cumbre no es difícil, tendremos que hacerlo andando y hay dos opciones, o bien desde Valverde de los Arroyos o bien desde Majaelrayo; el tiempo que tardaremos en llegar a la cumbre depende del estado físico de cada uno, pero entre dos hora y media o tres es una buena caminata. Recomendamos llevar una mochila con agua, algo de comida y bien preparado para la época del año en que subamos; bien abrigado en invierno o con ropa cómoda en verano, incluido un gorro para la cabeza, unas gafas y crema solar.

Tenemos la suerte de encontramos con dos cimas, por un lado, está el mojón que separa los términos y a un centenar de metros está el vértice geodésico.

Desde la cima podemos ver, si comenzamos desde el norte, las cumbres del Parrejón, el Cernival y la Buitrera; un poco más a la derecha el Cerro del Campo y el Campochulo; después y a lo lejos y si el día acompaña, las altas cumbres de Picos de Urbión, la Sierra de la Demanda y el Moncayo. Ya más cerca de nosotros, abajo, se encuentra Valverde de los Arroyos, a media vista el Santo Alto Rey, a nuestros pies Palancares, más allá las extensas tierras de Guadalajara, incluso las torres de refrigeración de la central Nuclear de Trillo; hacia el sur adivinamos en primer término la localidad de Tamajón y al fondo del valle del Henares e intuimos la ciudad de Guadalajara; y al oeste por un lado el embalse de El Vado y el valle con Campillo de Ranas y Majaelrayo con todos sus pueblos y al fondo la Sierra de Ayllón con el Tres Provincias y el Pico del Lobo.

La Sierra de Ayllón desde el Ocejón

La Sierra de Ayllón desde el Ocejón

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up